Legionella, un grupo patógeno de bacterias Gram-negativas, se descubrió por primera vez en 1976 después de que un gran brote de neumonía enfermó a 221 personas y finalmente mató a 34 asistentes a una Convención de la Legión Estadounidense en Filadelfia, Pensilvania. En honor a que las personas fallecidas eran del grupo llamado Legión, la bacteria fue bautizada Legionella.

La infección por Legionella causa dos enfermedades distintas, la enfermedad del legionario y la fiebre de Pontiac, que normalmente ocurren cuando las personas inhalan aerosoles de agua que están contaminados con la bacteria Legionella, principalmente L. pneumophila. Con menos frecuencia, las personas pueden ahogarse mientras beben agua, empujando accidentalmente el líquido «por la tubería equivocada» hacia los pulmones. La enfermedad del legionario es una forma grave de neumonía que normalmente se manifiesta por inflamación pulmonar. La fiebre de Pontiac es una enfermedad más leve caracterizada por síntomas similares a los de la gripe.

Los lugares donde puede encontrar esta bacteria son:

Fuentes decorativas y juegos de agua.

Torres de enfriamiento.

Cabezales de ducha y grifos de lavabo.

Bañeras de hidromasaje que no se vacían después de cada uso.

Tanques de agua caliente y calentadores.

Grandes sistemas de plomería.

Los sistemas de nebulización, que se utilizan ampliamente en las tiendas de comestibles para mejorar la apariencia de los productos frescos, también han sido identificados como una posible fuente de infección por varias agencias de salud.

En Bioanalitica se cuenta con el servicio de muestreo y detección de Legionella en agua y biofilms.

Leave a Reply

Your email address will not be published.